¿Cómo quitar la cistitis con remedios caseros?

¿Cómo quitar la cistitis con remedios caseros?
5 (100%) 1 vote

La cistitis es una enfermedad que se caracteriza fundamentalmente por la inflación de la conocida vejiga urinaria. Esto, conlleva a una cantidad diversa de síntomas que pueden llegar a ser muy molestos para las personas que llegan a sufrir cistitis. A pesar de que la misma suele venir explicada por la infección de la vejiga, existen otros factores que pueden llegar a causarla, lo cual hará que dicha inflamación puede llegar a comprometer inclusive otras estructuras de nuestro organismo, y por lo tanto, llegar a presentar otras sensaciones. En este artículo presentamos información importante al respecto de este padecimiento que afecta a una cantidad significativa de personas en todo el mundo.

Trataremos algunos temas que permitirán aclarar algunas dudas como lo puede ser el cómo aliviar el dolor de la cistitis, cómo prevenir la cistitis, infusiones para la cistitis, medicamentos para las cistitis, y por supuesto, otros elementos importantes al respecto de este tema. Comenzamos así como una lista de remedios caseros para la cistitis.

5 Remedios caseros para la cistitis

Muchas personas se interesan, antes que acudir a un especialista, en cómo quitar la cistitis naturalmente. En ese sentido, algunos remedios caseros para la cistitis son los siguientes:

  • Caldo de cebolla: Para prepararlo, podemos hacernos de 3-4 cebollas según su tamaño. Luego, debemos hervirlas en un litro de agua. Debemos tomar este caldo a lo largo del día. Generalmente este suele ser uno de los métodos más funcionales para disminuir la inflamación. De la mano con esto, es necesario eliminar algunos componentes de nuestro régimen alimenticio, siendo el alcohol uno de éstos. Además del caldo, se recomienda también ingerir líquido en mayores medidas. De esta misma manera, el ajo también puede resultar de gran ayuda a través de su caldo.
  • Antibióticos naturales: La cebolla también se presenta en este grupo, pero también podemos encontrar a otros elementos como lo son el rábano. Esta planta se presenta como un antibiótico natural muy útil para tratar la cistitis. La razón reside en que, generalmente, una de las principales causas del a cistitis suele ser la infección de la vejiga, razón por la cual, no solo el rábano, sino también cualquier infusión con propiedades antibióticas, puede resultar de gran ayuda para tratar esta clase de padecimientos.
  • Perejil y espinacas: Bien sea por separado, o en conjunto, estos dos elementos verdes pueden ser de gran ayuda para eliminar las infecciones y algunas toxinas que se presentan durante la cistitis. Para el caso del perejil, basta con preparar un caldo, como bien lo prepararíamos con la cebolla o el ajo. Se recomienda, para el caso del caldo de perejil, preparar y tomar el caldo cada mañana en al menos un vaso. Los caldos o infusiones suelen ser uno de los métodos más prácticos y efectivos para tratar las infecciones de la vejiga debido a la precisión con la cual los líquidos pueden atacar a las infecciones de esta estructura. De esta manera, no solo con el perejil, la cebolla o el ajo, sino también con cualquier planta que presente propiedades antibióticas, podemos tratar de forma efectiva la cistitis. Para el caso de las espinas, podemos ubicarla en varias de nuestras comidas, como lo son algunas ensaladas y algunas sopas. Sea cual sea el caso, es importante consumirla de forma diaria, permitiéndonos acceder al amplio repertorio de vitaminas y minerales que esta planta ofrece a nuestro organismo propiamente dicho. Este par constituye uno de los mejores remedios caseros para la infección urinaria.
  • Antibacterianos: El limón se presenta aquí como uno de los más representativos del grupo. Esto se debe a su alto contenido en pH, el cual permite disminuir la producción de bacterias en nuestro organismo, eliminándolas de forma progresiva en el mismo. Podemos consumir antibacterianos a través de caldos, el caso del limón también nos permite ingerirlo en jugo, sin embargo, esto dependerá de las preferencias de la persona. El limón es pues, uno de los mejores remedios caseros para la infección urinaria.
  • Bicarbonato: El bicarbonato para la cistitis suele también ser uno de los casos más representativos para antibacterianos. Debemos surtir dos cucharadas de bicarbonato en un vaso de agua para luego tomarlo preferiblemente en ayunas. Este último método puede tanto ayudar a eliminar la cistitis como prevenirla.
Como prevenir la cistitis

Como quitar la cistitis naturalmente

Cómo curar la cistitis

Si nos interesa saber cómo curar la cistitis, podemos tomar en cuenta las siguientes consideraciones, todas pertinentes a una salida óptima de este padecimiento.

  • Asistencia médica: Por excelencia, recurrir al médico suele ser uno de los recursos más confiables a los cuales podemos acceder. De esta manera, podemos hacernos de todos los elementos necesarios para poder atender la cistitis de la manera más efectiva, sobre todo porque es importante tener en cuenta que, dependiendo del tipo de cistitis (Dada por su origen o causa), deberá ser tratada por diferentes métodos. Por ejemplo, aquellas cistitis que son causadas por la presencia de una bacteria suelen ser atendidas por métodos que atienden a la eliminación de estos agentes; por su parte, las cistitis fundamentadas en infecciones suelen tratarse con otra clase de implementos. De esta manera, a través de asistencia médica será posible precisar el tipo de cistitis que estemos padeciendo, y por lo tanto, el método más efectivo contra la misma. La cistitis y la medicación suelen ser combinaciones efectivas, aunque todo dependerá de las preferencias del paciente.
  • Remedios caseros o naturales: Existen algunos recursos que podemos encontrar incluso en la comodidad de nuestro hogar. Se trata de remedios caseros, generalmente representados por plantas con propiedades antibióticas y antibacterianas. De esta manera, las infusiones se convierten en una de las opciones más practicadas en lo que se refiere a remedios caseros para la cistitis. Generalmente, esta clase de métodos se implementan en las dietas de las personas, introduciendo, por ejemplo, la infusión de perejil en las ayunas por al menos unas semana. Resultan muy sencillas, puesto que solo necesitamos hacernos con la planta, hervirla, preparar la infusión y determinar los momentos en los cuales procederemos a ingerir este líquido. Para ello, muchas personas que no saben con precisión cómo aliviar la cistitis suelen hacerse de plantas con propiedades similares para poder disminuir los dolores que se presentan durante ésta.
  • Consumo de líquidos: No se trata de una solución muy efectiva ni tampoco garante de mejoría, sin embargo, el tomar agua con mayor frecuencia puede llegar a ser beneficioso para los pacientes con cistitis. Esto, debido a que el consumo de líquidos limpia el tracto urinario, eliminando así los agentes que puedan llegar a significar un peligro para nuestro organismo al momento de alejarse como un cuerpo extraño.

Tipos de cistitis y cómo tratarlas naturalmente

Existen varios tipos de cistitis. Cada una, contemplada a partir de algunos elementos incidentes en su causa. En ese sentido, algunos tipos de cistitis que existen son:

  • Cistitis simples y complejas
    • Simples: Se presentan a partir de inflamaciones típicas, generadas por infecciones o contusiones en la uretra. Su tratamiento puede ser remitido al uso de plantas antibacterianas, siendo introducidas en la comida o preparando infusiones. El consumo de líquido también jugará un papel importante en el desarrollo de la inflamación.
    • Complejas: Son aquellas que vienen involucran un alto nivel de retención de líquido, dando lugar a dolores severos en el área abdominal inferior. El sangrado en la orina se hace más evidente, así como los dolores que se presentan durante y después de la micción. Suelen venir dadas por infecciones complejas, las cuales deben ser tratadas a través del consumo de plantas antibacterianas que permitan eliminar a los agentes malignos en cuestión de pocos días.
  • Bacterianas y no bacterianas
    • Bacterianas: Como bien su nombre lo indica, se constituyen por el desarrollo de bacterias en la vejiga. Esto, producto de la retención de líquidos que permiten que los agentes bacterianos proliferen hasta comprometer de manera significativa el organismo mismo. Sus tratamientos suelen ser remitidos al uso de infusiones que permitan eliminar esta bacteria. Gran parte de los tratamientos naturales vienen constituidos por plantas con propiedades antibióticas y antibacterianas.
    • No bacterianas: Se presentan bien por inflamaciones o contusiones en la uretra. Es necesario hacernos de plantas que, a través de sus infusiones, proporcionen efectos antiinflamatorios. Las infusiones, como en este y casi todos los casos, constituyen la herramienta clave para poder eliminar este tipo de inflamaciones.
Como quitar la cistitis con plantas naturales

Como eliminar la cistitis con medicamento

Medicamentos para la cistitis

Entre algunos de los medicamentos que se pueden usar para tratar la cistitis podemos encontrar los siguientes de la lista:

  • Sulfametoxazol: Es uno de los antibióticos más eficientes que podemos encontrar en el mercado. Su acción se da durante las primeras 24 horas luego de su primera dosis. Es pertinente recetarla bajo la recomendación de un especialista, puesto que se hablan de efectos secundarios como nauseas, diarrea, pérdida de apetito y mareos. Sirve para la cistitis leve
  • Amoxicilina: De los más representativos, se consume a través de la vía oral con un rango de diferencia cronológica de unas 8 a 12 horas. Debe, al igual que muchos medicamentos, ser recetada por un doctor. La encontramos en tabletas y cápsulas. Se usa para la cistitis leve y aguda.
  • Doxiciclina: Es usada para combatir la cistitis consecuencia de la micoplasma. Podemos encontrar este medicamento en tabletas y no debemos consumirlo sino ha sido recetada por un médico. Pueden dar lugar a efectos secundarios como cambios en la coloración de la piel, mareos y molestias en el estómago.

Síntomas de las cistitis

Por supuesto, la cistitis involucra consigo una variedad de síntomas que pueden presentarse en forma de indicador al respecto de este padecimiento. De esta manera, presta mucha atención a los próximos síntomas, dado que, si sospechas de tener cistitis, algunos de los síntomas son las siguientes:

  • Ardor o dolor al orinar: Aunque puede confundirse con otros padecimientos, el dolor durante la orina suele ser uno de los principales síntomas de cistitis. Esto puede empeorar de forma progresiva, de manera tal que lo más recomendable ante esta situación es recurrir a un especialista. Suele ser parte de la infección en las vías urinarias.
  • Tensión en la zona abdominal inferior: Debido a la inflamación dada por la infección, los dolores abdominales se convierten en rutina en cistitis. Pueden empeorar o disminuir según cada caso, todo dependerá de la alimentación y los tratamientos, así como el tiempo que esta infección prevalezca en nuestro cuerpo.
  • Orina irregular: Experimentaremos la necesidad de originar con una frecuencia mayor a la normal, sin embargo, al momento de orinar notaremos que nuestras cantidades de orinas son muy mínimas. En palabras más resumidas, nuestra orina se hará más frecuente, pero las cantidades disminuirán significativamente. El olor de la orina puede llegar a tornarse desagradable igualmente.
  • Sangre en la orina: Denominada hematuria. Suele presentarse en 3 de cada 10 casos. Puede indicar un daño relativamente grave en nuestra vejiga. Lo más pertinente, ante este síntoma, es atendernos a la mayor brevedad posible con un especialista.
  • Fiebre: Cuando presentamos fiebre, suele tratarse de una infección de gravedad considerablemente alta, sin embargo, no suele presentarse en la mayoría de los casos de cistitis.

5 formas de identificar la cistitis

Existen algunos indicadores que nos permiten hacer hipótesis  acerca de la posibilidad de estar padeciendo o no cistitis. En ese sentido, es posible que tengas cistitis si presentas:

  • Dolores en el área abdominal inferior: Son uno de los primeros síntomas que se avistan cuando padecemos cistitis. La magnitud del dolor dependerá el avance y gravedad de la infección misma.
  • Complicaciones para orinar: La mayoría de los casos suelen presentar dolores o sensaciones de ardor al orinar. También es posible sentir deseos de orinar que al final no concluyan aunque hayamos orinado.
  • Fiebre: Acompañada de escalofríos, suele ser un síntoma un poco confuso, puesto que la fiebre suele presentarse bajo diferentes cuadros clínicos.
  • Dolores durante el coito: Sobre todo si ya existen contusiones que la persona no ha tratado previamente.
  • Cantidades bajas de orina pero frecuentes: Necesitaremos ir al baño muchas veces, pero la cantidad de orina expulsada durante la micción será poca.

Causas por las cuales da cistitis

La cistitis puede estar causada por diversos factores. Entre los más frecuentes, es posible hablar de los siguientes:

  • Contacto con agua infectada: Esto se debe a que, en muchas ocasiones, las personas no suelen realizar el baño adecuado ni la limpieza correspondiente a su uretra, a la cual añadimos este importante factor. La humedad permite la proliferación de microorganismos que pueden generar infecciones en el cuerpo. Así, el caso de las cistitis puede venir causada por la exposición y contacto del organismo con agua que contenga a estos microorganismos.
  • Problemas en la regulación de la orina: En muchas ocasiones, la vejiga puede verse comprometida para vaciarse completamente de la orina. Como consecuencia, las bacterias que habitan en este líquido pueden dar lugar a la cistitis, convirtiéndose en un serio problema para el organismo.
  • Relaciones sexuales: En el caso de las mujeres, las prácticas sexuales pueden llegar a ser motivo de cistitis, debido a las contusiones que sufre la vagina o también debido a la transmisión de bacterias presentes en el ano a la uretra.
  • Distancia entre la uretra y el ano: Debido a que esta distancia es más corta en lo que se trata de las mujeres al respecto de los hombres, éstas se encuentran más susceptibles a padecer cistitis, especialmente cuando no hay una forma correcta de limpiarse al ir al baño.
  • Problemas de vacío en la vejiga: Cualquier complicación que dé lugar a la retención de líquidos en la vejiga puede ocasionar cistitis. De esta manera, es importante monitorear nuestra vejiga que llegamos a precisar una complicación como ésta.

La cistitis en el embarazo

La cistitis en el embarazo suele presentarse con cierta frecuencia. Generalmente, se habla de una probabilidad relativamente baja, presentándose en 5 de cada 20 casos. Dependerá además de la alimentación y, precisamente, del consumo de líquidos por parte de la embarazada.

Fundamentalmente, la cistitis suele aparecer en el embarazo debido a que el flujo de la orina puede verse comprometido. Esto, debido a que algunos músculos y la vejiga suelen entrar en estado de relajación, dando lugar a un flujo lento de la orina. De esta manera, la retención de líquidos en la vejiga puede llegar a infectar dicha zona debido a las bacterias que, alojadas en la orina, se desarrollan con el pasar de las horas. La humedad también permite la proliferación de estas bacterias, generando en consecuencia la infección urinaria (Cistitis).

Es preciso sostener algunos hábitos para evitar la cistitis durante el embarazo, algunos de estos son:

  • Tomar líquidos en abundancia: Preferiblemente agua, lo cual permitirá que el flujo de líquidos sea mucho más eficiente, disminuyendo las probabilidades de retener líquidos.
  • Ser aseadas y cuidados durante baño al respecto de la uretra: No exponerla a químicos o sustancias que puedan contener agentes bacterianos.

Infección urinaria en mujeres

Un dato importante destaca a las mujeres como el sexo más susceptible a padecer cistitis. Las infecciones urinarias en las mujeres suelen formar parte de su historia médica. Se habla aproximadamente de un 40% damas que llegan a padecer de una infección urinaria en el algún momento de su vida. Algunas de las causas encontradas con mayor frecuencia en lo que se refiere a cistitis en mujeres suelen estar relacionadas a la práctica de su sexualidad. Y es que precisamente, luego del coito, la uretra puede llegar a sufrir contusiones, lo cual suele causas estas infecciones. Algunos casos también atienden a la presencia de agentes bacterianos que suelen dar lugar a inflamaciones y una serie de complicaciones que atentan contra ciertas funciones que se dan a través del tracto urinario.

La menopausia también puede llegar a ser otro causante de la cistitis; la cercanía que la uretra presenta al respecto del ano también se convierte en un factor significativo en lo que se refiere a la infección de la vía urinaria. Si se trata además de una persona que, con mucha frecuencia, suele encontrarse en espacios acuáticos, se presentará una mayor proliferación de las bacterias por la humedad. Estudios también aseguran que el embarazo puede también jugar un papel importante en el desarrollo de la cistitis debido a que, en muchos casos, suelen presentarse complicaciones para vaciar la vejiga en su totalidad, dando lugar al alojamiento de bacterias en la vejiga.

La cistitis en hombres no suele presentarse con la misma frecuencia, presentándose un caso de cistitis en hombre por cada 40 casos de cistitis en mujeres.

Leave a Reply