¿Cómo quitar el hipo rápido?

¿Cómo quitar el hipo rápido?
Puntea este Articulo

El hipo es un estado en el cual experimentamos una serie de episodios respiratorios caracterizados por presentarse en forma repentina y sin previo aviso. Se le describe como varios golpes de aire que la persona experimenta luego de cada ciertos segundos. No se presenta como una enfermedad o padecimiento grave, es más bien un estado relativamente molesto en el cual tendremos que hacernos de un método para erradicarlo totalmente de nuestro sistema. Existen ocasiones en las cuales éste suele durar más de lo previsto, mostrándose resistente ante los mecanismos que se acostumbran usar para lidiar con él. En este artículo expondremos algunos aspectos relevantes al respecto de este padecer, hablando de sus características, sus causas, formas de cómo combatirlo, el hipo en bebés, niños y adultos. Comenzamos con lo más básico.

Cómo quitar el hipo en 3 pasos

Existen muchas maneras de eliminar al hipo, esto se debe, en gran parte, a lo convencional que resulta este trastorno. Así, algunos trucos para quitar el hipo en pocos pasos son los siguientes:

  • Hacernos con un vaso de agua fría: Con un vaso es suficiente.
  • Tomar el vaso de agua en un trago sin respirar: Procurar que sea todo el vaso sin detenernos.
  • Respirar profundo: Esto, para rematar nuestro hipo en caso de que perdure.

Cabe destacar además que existen muchos remedios para el hipo, los cuales podemos encontrar en nuestro propio hogar y usar sin mayor complicación.

El hipo en bebés

A pesar de que estamos hablando de recién nacidos, el caso del hipo no deja de ser una excepción al respecto de su gravedad sobre los recién nacidos. En otras palabras, no representa un acontecimiento grave para los recién nacidos, y es que éste suele hasta desaparecer por sí solo. Puede llegar a presentarse inclusive en el período prenatal, es decir, cuando éste se encuentra desarrollándose en el vientre materno. Por eso a veces no hace falta preguntarnos cómo quitar el hipo, dado que este puede desaparecer por sí solo.

El hipo en recién nacidos se presenta, pues, como un trastorno muy normal, el cual no suele superar los 15 minutos. No hay por qué alarmarse al respecto, puesto que durante los primeros 6 meses de vida, este padecimiento, en los bebés resulta algo muy normal, ya que la adaptación al medio exterior es algo nuevo para los recién nacidos.

Como quitar el hipo en bebes

Como quitar el hipo facilmente

5 formas de quitar el hipo a un recién nacido

Quitar este padecimiento,  no es mayor complicación, de hecho, no suele presentarse, como muchas personas consideran, una práctica complicada de resolver. En ese sentido, si nos interesa saber cómo quitar el hipo a un bebé, aquí unas 5 formas de lograrlo:

  • Al momento de amamantar: Se deben evitar que el bebé tome la leche de forma rápida. Debemos, por el contrario, hacer que el recién nacido se tome todo el tiempo necesario. Adicional a esto, debemos evitar en la medida de lo posible la entrada de aire mientras el bebé está siendo amamantado, puesto que éste factor también puede llegar a producir el hipo.
  • Expulsar los gases: Uno de los principales métodos a los cuales solemos recurrir es al famoso “sacar los gases” de nuestro bebé. Para ello, basta con posarlo en nosotros en una posición vertical con su pecho tocando el nuestro. Seguido, nos corresponde darle palmas en su espalda. Muchas personas afirman saber cómo se le quita el hipo a un bebé¸ sin embargo, no suelen conocer más allá de este método.
  • Abrigarlo: En muchas ocasiones, el hipo puede venir explicado por cambios brucos en la temperatura. En ese sentido, resulta pertinente proporcionarle todo el calor que éste necesita para quitarselo (en el caso de que lo tenga) o para prevenirlo (en el caso de que no lo tenga).
  • Provocar un estornudo: Sin importar el método, si logramos sacarle un estornudo, eliminaremos el hipo en nuestro bebé de forma inmediata. Esta es una manera muy rápida de hacerlo.

Estos son algunos de los trucos para quitar el hipo de los cuales podemos disponer ante su llegada inesperada. Como podemos apreciar, son métodos para nada complicados.

El hipo en niños

El caso del hipo en los niños, al igual que en el caso de los bebés, no tiene por qué preocuparnos más de lo necesario. En ese sentido, es preciso tener en cuenta algunas consideraciones:

  • No supera los pocos minutos: Se trata de un trastorno normal. Es un “fácil viene, fácil se va”, es decir, no dura más de 10-15 minutos. Si no optamos por un método, lo más probable es que éste desaparezca por sí solo.
  • Los métodos son los recurridos: Tomar una vaso de agua fría sin tomar aire, evitar comer rápido, mantener la respiración entre 10 y 20 segundos, consumir azúcar; en fin, los métodos suelen ser los más típicos para tratar contra el hipo. No resulta una mayor complicación al respecto de este punto.
  • Causas de hipo en niños: Cambios bruscos en la temperatura, comer muy rápido, estrés o ansiedad, todas las razones que suelen, normalmente, dar lugar a este trastorno. Vale la pena, como siempre, tenerlas en cuenta para evitar la aparición del mismo.

10 Formas de cómo quitar el hipo a un niño

Existen muchas maneras de lidiar con este trastorno en los niños, en ese sentido, algunas soluciones para el hipo son:

  • Relajar el diafragma: O en otras palabras, darle un susto al niño, lo cual hará que su diafragma entre en un estado de relajación. Es importante procurar que el susto sea desprevenido, es decir, que tome al niño por sorpresa.
  • Aguantar la respiración: Se sabe que la alteración del funcionamiento del diafragma es lo que da lugar al hipo. De esta manera, si aguantamos la respiración para luego retirar el aire lentamente, lograremos regular su funcionamiento.
  • Tomar agua con las orejas tapadas: Para obtener el resultado deseado, debemos tomar el agua lentamente, procurando no desesperarnos en el momento. Si es necesario, debemos repetir esta acción hasta que el hipo desaparezca.
  • Respirar en una bolsa de papel: Es uno de los métodos más usados. Debemos repetirlo de manera frecuente en un mismo minuto.
  • Ejercicio en el suelo: De forma precisa, debemos acostar al niño en el suelo y hacer que éste llegue sus rodillas al pecho.
  • Vinagres: No suele ser la opción más agradable para los niños, sin embargo, una cucharada de vinagre logrará regular el funcionamiento de nuestro diafragma en cuestión de minutos.
  • Beber agua fría: Debemos tomarla sin interrupción alguna, además, es necesario repetir esta acción hasta que el hipo desaparezca.
  • Comer lentamente: Podemos comer un plato pequeño de comida lentamente. De esta manera, obligaremos a nuestro diafragma a retomar un ritmo regular.
  • Reposar: El hipo suele desaparecer por sí solo en muchos casos. Reposas también es una opción viable para eliminar el hipo
  • Morder una rodaja de naranja o limón: Un poco ácido, pero muy efectivo gracias que al reacción que nuestro cuerpo genera ante el ácido se asimila a la de un susto, logrando eliminar el hipo de nuestro cuerpo.

El hipo en adultos

El hipo en adultos puede llegar a presentarse con menos frecuencia. Esto, debido a que en muchos países, el adulto promedio suele ser ajeno a las malas prácticas que dan lugar a este trastorno, por lo tanto, suele presentarse con poca frecuencia. Así, como en el caso de los hipos de bebés y niños, el hipo en adultos suele tratarse con los métodos para quitar el hipo típico: Beber agua fría sin respirar, un susto, respirar con una bolsa de papel, comer despacio…etc. Para esta edad, dicho trastorno no resulta de gran relevancia para la salud de las personas, por lo cual se le considera un padecimiento pasajero y sin mayores complicaciones. No obstante, existen situaciones en las cuales el hipo puede llegar a superar las 48 de duración, algo que no suele ser normal. Ante esta situación, nos encontraríamos ante un hipo persistente en adultos, para lo cual es preciso acudir a un especialista, ya que suele ser indicador de enfermedades.

8 formas de quitar el hipo en adultos

Si queremos saber cómo quitar el hipo en adultos, podemos aplicar los siguientes métodos:

  • Cucharada de azúcar: También puede ser una cucharada de miel.
  • Morder una rodaja de limón: Su acidez permitirá regular el funcionamiento del diafragma.
  • Respirar profundo: Respirar hasta no poder más. Luego, debemos expulsar el aire lentamente hasta quedarnos vacíos. Esto, podremos repetirlo hasta que nuestro hipo desaparezca.
  • Tomar agua fría: Uno de los remedios contra el hipo más conocidos. Para este, debemos hacerlo sin respirar, procurando tomar toda el agua en un sorbo. Se vale repetir hasta que desaparezca completamente.
  • Risas: Se dice que a través de la risa es posible eliminar el hipo. La razón reside en el hecho de que al reírnos, se activan los músculos del abdomen, el diafragma, los pulmones y la cara, lo cual puede revertir la alteración que se presenta en el diafragma cuando padecemos este trastorno.
  • Respirar en una bolsa de papel: Debemos hacerlo en series, es decir, en secuencias de repeticiones para lograr erradicar el hipo.
  • Sacar la lengua: Debemos estirarla lo más que se pueda de la Repetir hasta eliminar el hipo.
  • Succionar y luego expulsar: Con los oídos tapados, debemos absorber todo el aire que sea posible. Debemos mantenerlo por al menos 30 segundos, luego expulsaremos.
Remedios caseros para quitar el hipo en bebes

Como quitar el hipo con remedios caseros

¿Qué es el hipo?

En un sentido más preciso, el hipo consiste en la contracción que se produce entre las estructuras del sistema respiratorio y el diafragma. En consecuencia, observamos ese sonido característico que se presenta cada vez que estas estructuras se contraen sin previo aviso. Se le describe como un proceso molesto y un tanto pesado para algunas personas. Cabe destacar que las cuerdas vocales intervienen también en este proceso, las cuales, en conjunto con su contracción y la del diafragma, dan origen a ese clásico sonido de “hic” en las personas.

Se destaca además que, en la mayoría de los casos los trastornos de hipo no superan los pocos minutos luego de aparecer, así se destacan también muchas maneras de eliminarlo en pocos pasos, haciéndolo, en gran parte de sus aparición, un problema de baja gravedad.

Causas del hipo

El hipo, a pesar de lo convencional que es, puede generarse a consecuencia de una cantidad interesante de causas. Entre las más emblemáticas que podemos mencionar, se presentan las siguientes:

  • Consumo de alimentos picantes: Necesariamente, si se consume de forma excesiva, debido a que las reacciones químicas que se dan en nuestro organismos al consumir picante pueden llegar a provocarlo.
  • Bebidas alcohólicas: Es de hecho uno de los síntomas que se suelen presentar en el estado de ebriedad de muchas personas.
  • Comer muy rápido: Suele ser muy frecuente en algunos adolescentes, de hecho, el hipo después de comer es una de las causas más conocidas por las personas, puesto que también puede ser uno de los hipos fuertes más delicados y molestos.
  • Comer en exceso: Es una de las causas de mayor frecuencia en las personas en general.
  • Problemas metabólicos: Se producen en una porción mínima de la población, sin embargo, no dejan de ser una causa relevante al respecto.
  • Enfermedades que afecten al diafragma.
  • Operaciones en el área abdominal: Suelen presentarse como parte de los efectos secundarios.
  • Enfermedades del tipo gastrointestinales.

¿Por qué se produce el hipo?

Se produce debido a que el diafragma, una estructura que se encuentra por debajo de los pulmones actuando como base, se encuentra alterada al respecto de sus funciones. Desde lo normal, el diafragma suele empujar a los pulmones de forma ascendente para facilitar la salida del aire de los pulmones, mientras que, al momento de inhalar, el diafragma desciende para facilitar la extensión o crecimiento de los pulmones.

Se define como la alteración de estas funciones por parte el diafragma, lo cual afecta la relación dinámica entre el sistema respiratorio y el diafragma, y, en consecuencia, dando lugar al conocido hipo debido a que la respiración, o, en todo caso, el flujo de aire se ve alterado distorsionado por esta causa.

Recomendaciones en caso de que el hipo dure más de 2 días

Entre las recomendaciones más idóneas, es preciso dirigirnos a un especialista, sobre todo si este trastorno es persistente y viene acompañado de otra clase de síntomas. Para esto, pueden presentarse dos posibles escenarios:

  • Se trata de un hipo persistente, el cual no amerita nada más que un buen método para ser erradicado de nuestro cuerpo de una vez por todas.
  • Es posible que se trata de una enfermedad o infección, la cual está comprometiendo el funcionamiento de nuestro diafragma. En ese sentido, es preciso atendernos con un especialista que pueda determinar de forma precisa la enfermedad que podemos estar padeciendo.

Hoy por hoy, este trastorno, no suele representar preocupación alguna sea cual sea nuestra edad. En su mayoría, suele desaparecer pasados unos 15 minutos. Si esto no ocurre, y por el contrario, nos encontramos con un trastorno de más de 48 horas, resulta pertinente acudir a un especialista que pueda atender nuestro problema con las herramientas necesarias para ello. Si se trata de medicamentos para el hipo, es necesario, con más razón, contar con el asesoramiento correspondiente al de un especialista.

Leave a Reply