¿Cómo quitar el cansancio?

¿Cómo quitar el cansancio?
Puntea este Articulo

Muchas veces calificamos o describimos a nuestro cuerpo como una máquina, como un sistema que puede asumir largas horas de trabajo sin parar. Puede que esto sea cierto, pero definitivamente, dicha afirmación no excluye otra realidad: Nos cansamos en un momento dado. Escuchamos cosas como “Me siento cansada y sin energía” “¿Por qué me da mucho sueño?” “Siento mucho sueño y cansancio” y no es para menos, pues cada quien tiene un límite y es algo característico de los seres vivos. No obstante, el cansancio puede ser un impedimento en los momentos menos oportunos. Por esa razón aquí te enseñaremos cómo quitar el cansancio.

Te presentaremos una serie de consideraciones importantes que te permitirán entender más el origen del cansancio y, a partir de eso, algunos elementos prácticos útiles para enfrentar el cansancio en esos momentos inesperados en los que necesitamos continuar dando más de nosotros. Comenzamos con una de las preguntas más frecuentes:

5 Remedios para quitar el cansancio

Existen varias maneras de atender el cansancio. Entre los remedios más efectivos para este padecimiento, podemos optar por los siguientes:

  • Vitamina C: Podemos obtenerla a través de diferentes elementos presentes en nuestro hogar. Frutas como la naranja o el limón pueden ser grandes aportadores de esta clase de componentes. En ese caso, un buen jugo para dar energía, como lo es el caso del jugo de naranja, puede ser de gran ayuda para atender de manera pasiva el cansancio. Algunas pastillas de vitaminas para quitar el sueño también pueden ser de gran ayuda, sin embargo, debemos asistir a la farmacia más cercana para obtenerlas.
  • Avena: La avena es uno de los mejores componentes en lo que a carbohidratos se refiere. A partir de esto, podemos mezclarla con otros elementos como bien lo pueden ser la vitamina C. En todo caso, la preparación es sencilla. Bastará con prepararla junto a un poco de azúcar y algo de miel. Nos habremos hecho de una buena proporción de energía de manera casi instantánea.
  • Jengibre: Si bien esta planta no reduce el cansancio, no deja de ser cierto que alivia algunos de los síntomas que se presentan en el agotamiento físico. Podemos tomar su infusión para aliviar los dolores producto del cansancio físico. Es además un purificador muy sano para eliminar algunas de las toxinas que se alojan en el organismo. Es un tratamiento para el cansancio integral, puesto que nos aporta diferentes beneficios al organismo.
  • Ejercicio: Se trata más de una práctica que de un medicamento o receta, sin embargo, esto no excluye el hecho de que es una manera efectiva de hacer frente al cansancio. El estiramiento y realización de ejercicios básicos estimula los músculos y, por lo tanto, permite deshacer el cansancio de manera momentánea. Es un elemento útil para combatir la fatiga en esos momentos en los cuales no disponemos de alguna solución en pastilla o receta.
  • Descanso: Dentro de todos los mecanismos o recetas que podamos encontrar para hacer frente a la fatiga, el descanso será, por excelencia, la manera más efectiva de hacer frente a este padecimiento. En ese sentido, unas buenas horas de sueño pueden aliviar nuestro agotamiento bien sea físico o mental.
Como quitar el cansancio facilmente

Como eliminar el cansacio facil

¿Por qué da cansancio?

El cansancio o fatiga es un estado en el cual el organismo, luego de un esfuerzo físico o mental dado en altos niveles, comienza a presentar agotamiento debido a la falta de energía física. Este proceso es natural y se presenta en todas las personas en su día a día. Se trata de una respuesta de nuestro cuerpo tratando de indicarnos que se aproxima su punto límite al respecto de una determinada actividad.

Se sabe que el cansancio no representa, por sí solo, un padecimiento grave, y es que gran parte de las personas saben que pueden atender de manera efectiva este estado con unas horas de sueño continuas y con alimentación. Sin embargo, es importante destacar que cuando el cansancio no desaparece tras unas horas de sueño y una buena dosis de comida, es importante asistir al médico para determinar las causas que estarían provocando estos niveles de agotamiento en el cuerpo sin razón aparente.

Adicional a esto, es importante destacar que el cansancio puede venir explicado por diversos factores. De esta manera, presentamos algunos de los más frecuentes al respecto.

7 Causas más comunes por las cuales se da el cansancio

Las causas del cansancio pueden ser muy diversas. En ese sentido, podemos destacar enfermedades, malos ritmos en nuestra rutina, mala distribución de la alimentación, problemas genéticos y otros puntos más. Entre las causas más comunes del cansancio, podemos encontrar las siguientes:

  • Alguna enfermedad: Muchas enfermedades o infecciones vienen acompañadas de fatiga, siendo ésta uno de los primeros indicadores en aparecer en nuestro cuadro clínica. Esto no quiere decir que la fatiga es un síntoma directo de cualquier enfermedad, sin embargo, vale la pena tenerlo en cuenta si comenzamos a notar que ésta no desaparece luego de haber tomado el descanso suficiente. Entre las enfermedades que pueden producir cansancio podemos destacar a las enfermedades cardíacas¸ diabetes, depresión y otras más.
  • El sueño: Suele ser una de las causas más comunes de fatiga en jóvenes. No dormir las horas necesarias, interrumpir el ciclo de sueño durante las noches o sencillamente no dormir cuando nos corresponde puede dar lugar a niveles muy delicados de fatiga. La falta de sueño severa es una de las causas más frecuentes en relación a la fatiga crónica. El insomnio, como una enfermedad del sueño, también suele ser un punto clave en esta consideración. Si sientes sueño durante el día es probable que tengas fatiga o agotamiento.
  • Post tratamiento: Algunas intervenciones médicas pueden dar lugar a la sensación de fatiga como un efecto secundario. Esto se debe al esfuerzo constante que el organismo debe sostener para poder sobrevivir a los cambios o exposiciones a las cuales está siendo puesto a prueba.
  • Síndrome de fatiga crónica: Como bien su nombre lo indica, consiste en la persistencia de niveles de fatiga anormales en la persona. En pocas palabras, el paciente se encuentra cansado en la mayor parte del tiempo, además de presentar complicaciones para responder de manera efectiva a su alrededor. Esto, producto de los niveles de fatiga que atentan contra sus facultades.
  • Anemia: El cansancio excesivo es uno de los síntomas que pueden presentarse también en la anemia. Aunque generalmente se avistan otros síntomas antes que éste, no deja de ser cierto que gran parte de las personas con anemia presentan niveles de agotamiento altos y persistentes.
  • Complicaciones respiratorias: Sin importar el tipo de enfermedad de la cual podamos estar hablando, es un hecho que la complicación de los pulmones supondrá una alteración en los niveles de rendimiento de la persona. Y es de esperarse, pues las estructuras que se encargan de obtener el oxígeno del aire estarían siendo afectadas y, por lo tanto, el funcionamiento del organismo en general.
  • Burnout: El burnout es conocido como uno de los puntos límites del estrés en las personas debido a que dicho término representa el nivel más alto de estrés. Cuando se presentan estos roces, la persona puede llegar a experimentar altos niveles de agotamiento en un momento posterior, es decir, luego de haber atravesado una situación de sumo estrés. En ese sentido, la fatiga y el estrés sostienen una relación importante al respecto de la manera en la cual uno puede contribuir al otro. De esta manera, altos niveles de estrés pueden ocasionar altos niveles de fatiga en la persona, dando lugar al conocido cansancio crónico.
Remedios caseros para quitar el cansacio

Como quitar el cansancio con remedios caseros

Agotamiento físico y mental

El agotamiento puede presentarse en diferentes índoles, y es que podemos presentar cansancio tanto físico como mental. De esta manear, el cansancio físico corresponde con el agotamiento que se presenta en nuestro cuerpo debido a la realización de esfuerzos físicos lo suficientemente exigentes como para ubicar a nuestro cuerpo en un punto débil y pasivo. Se trata pues, del manifestar del punto límite que nos advierte nuestro cuerpo.

Adicional, el agotamiento mental se constituye del mal funcionamiento de los sistemas que nos permiten percibir la información de nuestro alrededor. Esto, producto del uso prolongado de todas nuestras funciones cognitivas. El cansancio mental es ese que sentimos cuando presentamos complicaciones en nuestra vista, nuestra memoria y en nuestras capacidades para percibir la información de nuestro alrededor.

Alimentos que ayudan a combatir el cansancio

Si bien el descanso y algunos métodos prácticos pueden ser de gran utilidad para lidiar con el cansancio, bien podemos atender este padecimiento desde una alimentación pensada para reforzar nuestras energías. En ese sentido, podemos hacernos de vitaminas para el cansancio mediante los siguientes alimentos:

  • Aguacate: Destaca por ser un aportador integral de diversos componentes al organismo, y de esta manera, el añadirlo a nuestros desayunos nos hará de todos los elementos que necesitamos para contar con los niveles de energía necesarios para nuestro día a día.
  • Cacao: Aunque no lo parezca, el cacao puede ser un aporte muy importante para nuestras dietas. Sus propiedades permiten estimular el organismo tras su consumo diario, precisamente en el sistema nervioso, promoviendo así el funcionamiento de todos los procesos como lo son memoria, pensamiento y atención.
  • Carbohidratos: Esta clase de alimentos le aportan el organismo las energías necesarias y precisadas, en un primer plano, para todas las tareas que nuestro cuerpo tenga que realizar en su día a día. Entre esta clase de alimentos podemos encontrar los alimentos hechos a base de maíz como lo son el pan, el espagueti y otros más.

Sumado a esta lista destacan también los alimentos abundantes en Vitamina C, de manera tal que podemos añadir esta clase de nutriente a nuestras dietas que deseamos hacer frente al cansancio de la manera más efectiva: A través de una alimentación sana. Debemos estar atentos a los excesos y al abuso de algunas comidas. Vale la pena, para casos extremos, asistir con una especialista para que nos ofrezca una receta.

Diferencia entre el cansancio físico y el cansancio mental

El agotamiento puede ser de dos índoles: Físico y mental. Aunque es posible tener una idea muy concreta de ambos, no está de más adentrarnos en una explicación para precisar más aún estas nociones. Así, cuando hablamos de agotamiento físico, es importante tener en cuenta algunas consideraciones.

El agotamiento físico constituye un punto en el cual el organismo, producto de un esfuerzo físico, comienza a presentar algunas limitaciones al respecto de su capacidad y rendimiento para poder atender a sus tareas físicas de manera eficaz. El agotamiento físico se presenta como un punto en el cual el organismo puede continuar realizando las actividades físicas bajo el mismo nivel de desempeño producto del desgaste. Una persona agotada físicamente atenderá de manera efectiva al ambiente desde sus percepciones, sin embargo, no podrá ser tan eficiente desde su desempeño físico.

Algunos síntomas de la fatiga física son:

  • Dolor corporal: Se presenta en alguna zona del cuerpo, generalmente en la que más se habría utilizado para cumplir con una actividad determinada. El dolor del cuerpo y el cansancio físico con elementos estrechamente ligados.
  • Debilidad: Producto del agotamiento de energías
  • Pérdida de fuerzas: Determinado por el tipo de actividad realizada en exceso. El cansancio extremo se caracteriza principalmente, por este síntoma.
  • Mareos: El mareo y el cansancio son una combinación muy frecuente. En ese sentido, el caso del agotamiento físico suele venir acompañado de mareos en sus estados más críticos.

Por su parte, el cansancio mental constituye el desgaste cognitivo de la persona, es decir, de aquellos mecanismo que ésta emplea para percibir y codificar la información presente en su alrededor. En palabras más simples, el agotamiento mental se presenta en parte de nuestros sentidos debido al desgaste de los mismos.

Los escenarios en los cuales podemos llegar a presentar agotamiento mental son: Largas horas de estudio, lectura, cálculo, horas de trabajo frente a un computador y otros escenarios similares. Los  síntomas que generalmente se presentan a partir del cansancio mental son los siguientes:

  • Dolores de cabeza: Se presentan en la mayoría de los casos, y es además uno de los primeros síntomas en aparecer. De la mano con esto, el dolor de cabeza y el sueño suelen también aparecer en conjunto cuando se agotamiento mental se trata.
  • Dificultad para razonar: No razonamos ni procesamos tan bien como generalmente lo hacemos.
  • Pesadez en los ojos: Producto del uso extenso de estos.

Recomendaciones para prevenir el cansancio

El cansancio, siempre que se trata de su aparición por causas naturales y no por enfermedades, puede ser tratado desde la práctica de buenos hábitos alimenticios y otros elementos a considerar. Entre algunas de las recomendaciones que podemos tomar en cuenta para prevenirnos ante el cansancio, encontramos las siguientes:

  • Horas de sueño: Es importante, desde muchas ópticas, sostener siempre un ritmo de sueño adecuado a nuestra salud. Dormir por lo menos unas 8 horas luego de cada jornada es lo más recomendado por los expertos para contar con un cuerpo sano y abundante en energías. Si deseas evitar el cansancio, es importante comenzar por sostener un ritmo de sueño sano y extenso.
  • Una dieta balanceada: Como bien hemos reflejado a lo largo de este artículo, la alimentación juega un papel importante en el funcionamiento de nuestro cuerpo, de manera tal que para prevenir el cansancio, debemos contar con una dieta abundante en carbohidratos, vitaminas para el cansancio y proteínas. Las bebidas energizantes naturales pueden también ser de gran ayuda para mantenernos activos.
  • Actividad y movimiento: El ejercicio es muy recomendado para estimular nuestro cuerpo y mente. A través de esta práctica podremos sostener un buen ritmo durante nuestros días, logrando así cumplir con nuestro día a día para poder atender todas nuestras tareas de manera efectiva.

Leave a Reply