¿Cómo quitar el mal olor de las axilas?

¿Cómo quitar el mal olor de las axilas?
Puntea este Articulo

Los malos olores son, en definitiva, un tema muy preocupante para muchas personas. Sobre todo para quienes suelen padecer esta clase de situaciones a menudo, el tema puede llegar a convertirse en algo verdaderamente molesto. Hablamos de personas que, con el más mínimo esfuerzo físico, suelen generar olores fuertes y desagradables para los demás. Es por eso que en este artículo te enseñaremos cómo eliminar el mal olor de las axilas.

Te brindaremos información valiosa y precisada para que puedas atender de la manera más efectiva esta clase de complicaciones. Además, aprenderás a elaborar tu propio desodorante casero y como hacer recetas naturales para el mal olor en las axilas para que puedas combatir el mal olor de las axilas.

El sudor en las axilas es un mal muy común, sin embargo, ¿Conocemos la causa de su aparición? ¿Sabemos por qué huelen las axilas? ¿Por qué se da este proceso durante la transpiración en las axilas?. Esos y muchos interrogantes más los podrás resolver en este artículo.

7 Remedios caseros para quitar el mal olor de las axilas

Existen algunas maneras de atender el mal olor en las axilas mediante el uso de diferentes remedios caseros. Entre tantos, algunos de los más efectivos son:

  • Limón: El limón en las axilas se convierte en un remedio integral. Por una parte, elimina las bacterias que ocasionan el mal olor; por otro lado permite aclarar las axilas si es que éstas se encuentran manchadas debido al uso constante del desodorante. Para usarlo, basta con partir un limón a la mitad y frotar por las axilas. Debemos dejar reposar por unos 15 minutos para luego remover con agua a temperatura ambiente. Este proceso debe realizarse todos los días antes de ir a dormir por las noches.
  • Bicarbonato de sodio: El bicarbonato para las axilas es uno de los remedios caseros más populares para tratar el mal olor de las axilas en muchos países. Podemos aprovecharlo tanto en su presentación en polvo como de forma liquida. Para el primer caso, debemos aplicarlo en las axilas luego del baño todas las noches antes de ir a dormir. Luego, debemos removerlo en la mañana con agua a temperatura ambiente y jabón. Si optamos por la presentación líquida, debemos surtir algo de bicarbonato en agua y mezclar. Luego de unos 10 minutos, aplicamos sobre la axila y dejamos pasar unos 15 minutos para luego remover.
  • Salvia: Bien sea a través de té o infusión, debemos aplicar sobre la axila por unos minutos y luego retiraremos con agua a temperatura ambiente.
  • Patata: En efecto, la patata o papa puede ser de gran ayuda para eliminar el sudor fuerte y los malos olores de las axilas. En ese sentido, debemos aplicar sobre nuestra axila y remover luego de unos 20 minutos. Podemos, nuevamente, aplicar otra patata sobre la axila y dejar reposar unos 20 minutos hasta que notemos que esté seca.
  • Vinagre: El vinagre es una de las soluciones caseras más efectivas cuando de eliminar bacterias se trata. En ese sentido, es preciso hacernos de un paño o un poco de algodón en los cuales surtiremos un poco de vinagre y luego aplicaremos sobre la axila. Debemos dejarlo procurar que nuestra axila esté limpia. Dejaremos que el vinagre repose en la axila toda la noche para luego, en la mañana, remover con agua y jabón anti bacterial.
  • Lechugas: Las lechugas pueden ayudar eliminar las bacterias y a controlar el sudor que segregamos cuando nos encontramos en estado de reposo. Para ello, picaremos las lechugas en pequeñas lonjas que aplicaremos y encerraremos con nuestros brazos en las axilas. Retiraremos una vez que las lechugas hayan tomado una temperatura ambiente.
  • Vinagre de manzana y limón: Si mezclamos el vinagre de manzana con jugo de limón, nos encontraremos con una fórmula antibacterial altamente efectiva. En ese sentido, debemos aplicarla sobre nuestras axilas una vez preparada la mezcla. Funciona además como un desodorante para el mal olor de las axilas casero que podemos emplear antes de salir de nuestro hogar.
Como eliminar el mal olor de las axilas

Como quitar el mal olor de las axilas naturalmente

Como crear tu propio desodorante natural para las axilas

Es posible elaborar nuestro propio desodorante con la finalidad de atender este problema de olor corporal fuerte desde la comodidad de nuestro hogar. ¿Quieres preparar tu propio desodorante casero? Aquí te presentamos los pasos que debes seguir para poder hacerlo de forma casera.

Ingredientes

  • Un cuarto de maicena en una taza
  • Aceite de coco
  • Bicarbonato de sodio

La preparación es muy sencilla y es que bastará con mezclar la maicena y el bicarbonato de sodio. Luego, debemos aplicar el aceite de coco sobre la mezcla y debemos batir de forma manual hasta lograr una solución consistente. La idea es crear una crema con una consistencia leve que podamos extraer con nuestros dedos y aplicar en nuestras axilas.

Entre algunas opciones, se puede aplicar algo de menta para añadir un olor mucho más agradable, sin embargo, el aceite de coco ya se encargará de esta tarea. También podemos aplicar otros aceites esenciales para reforzar el efecto antibacteriano.

Por último, es importante depositar la mezcla en un recipiente que podamos tapar luego del uso del desodorante. Es importante tener presente que la duración de este desodorante natural es de unos 2-3 meses. Dependerá de las condiciones ambientales y del uso. Por supuesto, las cantidades definirán la proporción del desodorante, sin embargo, las cantidades dependerán de lo que estemos buscando.

5 Pasos para tener un buen aseo en las axilas

El aseo en las axilas no depende solo de la aplicación de desodorantes. También es importante adentrarnos en un conjunto de hábitos que nos permitirán contar con axilas sanas y libres de posibles bacterias responsables, en parte, de los malos olores. ¿Cómo evitar el mal olor en las axilas? Aquí algunos pasos para ello:

  • Mantener rasurado: Debemos procurar un rasurado frecuente en nuestras axilas. Esto, para evitar que los bellos que suelen absorber el olor y las bacterias responsables del mal olor en las axilas,  se alojen en nuestras axilas de forma permanente. De la mano con esto, es importante también evitar el uso de jabones que provoquen irritaciones en nuestras axilas, de tal manera que evitemos el daño de esta zona cuando estemos aplicando alguna solución casera.
  • Limpieza diaria: Debemos mantener una limpieza muy práctica sobre nuestras axilas. En ese sentido, es necesario que, fuera del baño diario, lavemos nuestras axilas con agua y jabón, proporcionándonos así una mayor protección y aseo en esta zona de nuestro cuerpo.
  • Desodorante luego de cada baño: Es importante aplicarnos un desodorante luego de cada baño. Esto, nos permitirá contar con un tiempo de protección bien sea para nuestro día o para nuestra noche. Es importante contar con el mejor desodorante según nuestro caso, siendo unos más fuertes que otros.
  • Evitar el uso de prendas sucias: Es importante usar prendas necesariamente limpias luego de haber bañado nuestras axilas.
  • Secar y proteger: Debemos mantener protegidas nuestras axilas. Para esto, debemos secar y aplicar el producto (Bien sea desodorante o absorbente de olores) para, además de limpiar, garantizar protección a nuestra zona.

Podemos agregar otro paso más a nuestra rutina de limpieza de axilas. Entre tanto, es importante mantener esta rutina todos los días, manteniéndonos alejados de los malos olores y, por lo tanto, de los momentos incómodos.

Remedios caseros para quitar el mal olor en las axilas

Remedios naturales para quitar el mal olor de las axilas

¿Por qué tenemos mal olor en las axilas?

En nuestra piel, encontraremos alojadas dos tipos de glándulas del sudor. Ambas, encargadas de la secreción de líquidos sobre las capas de nuestra piel. De estas dos glándulas, las glándulas sudoríparas apocrinas, encargadas de producir sudor en diversas zonas de la piel entre las cuales integramos a las axilas, producen un sudor acompañado de diferentes componentes. Dichos componentes, además de agua y sudor, vienen formados por desechos que el propio organismo genera, los cuales provienen del metabolismo de diversas proteínas. También se presentan algunas grasas y feromonas. Estos elementos, en suma, dan lugar a un olor no necesariamente desagradable, pero ciertamente, generan un aroma fuerte, y es aquí donde logramos identificar las causas del mal olor corporal.

Por esta razón es posible encontrar que algunas personas suelen desarrollar olores más fuertes que otras. Además, es importante destacar que la edad también juega un papel importante en este proceso, siendo los adultos los de olores más fuertes en comparación con los niños.

A este proceso también podemos añadir una serie de factores que entran en relevancia, como lo es el caso de alimentos como la cebolla. También es importante aclarar que muchas bacterias que se alojan en nuestras axilas, mezcladas con los elementos mencionados anteriormente, pueden dar lugar a este tipo de olores fuertes. Y por último, la higiene juega también un papel importante. Es por ello que debemos procurar contrarrestar la acumulación de estas bacterias con el baño constante.

Recomendaciones para que no haya mal olor de las axilas

Como bien hemos expresado anteriormente, la higiene en las axilas, y en todo nuestro cuerpo, dependerá de la calidad de nuestros hábitos y de nuestra constancia al respecto de los mismos. En ese sentido, debemos mantener la disciplina si queremos ahuyentar a esos momentos incómodos provocados por el mal olor en las axilas. Aquí te presentamos algunas de las recomendaciones más idóneas si deseas saber cómo hacer para que no huelan las axilas.

  • Limpieza completa: Lavar las axilas es, para algunas personas, un tema de poca importancia. Esto se debe quizás a que algunas personas no se ven comprometidas por los olores en las axilas debido a que no poseen un olor fuerte. Sea o no el caso, la higiene es importante para evitar que las bacterias se alojen en nuestro organismo. En ese sentido, es importante hacer limpiezas completas, exhaustivas y precisas. Durante el baño, tómate tu tiempo al momento de limpiar tu axila con jabón. Así mismo, asegúrate de cubrir toda la zona de la axila al momento de usar un desodorante.
  • Evitar el compartir prendas y afeitadoras: La higiene es una práctica persona y no por cualquier cosa. Es importante contar con una serie de herramientas y suministros de uso personal como bien lo son el jabón, las afeitadoras, la ropa y otros más. Esto, para evitar la posibilidad de infectarnos por el contagio de bacterias a través de las prendas de ropa. Es un punto importante y quizás uno de los más  relevantes en esta práctica. Trata, en ese sentido, de mantener tus prendas personales bajo tu uso exclusivo y sin compartirlo con nadie más.
  • Hacernos del remedio necesario: Muchas personas no suelen tener la mejor experiencia con algunos desodorantes. Esto puede ser causado por la magnitud que algunas personas suelen segregar sudor. Para ello, no nos debemos desesperar, sino que debemos hacernos del mejor remedio para nuestro caso. En este punto, es válido asesorarnos con un experto o también variar un poco al respecto de los suministros que estamos seleccionando en nuestra farmacia o elaborando en nuestro hogar a partir de diferentes componentes. Es un tema de búsqueda, de ensayo y error, el cual culminará con el encuentro del mejor remedio casero para el mal olor de axilas.
  • La alimentación es otro tema: Debemos procurar tener como base una alimentación balanceada al respecto de este padecimiento. Y es que, aunque muchas personas no lo tomen en cuenta, el consumo de algunos alimentos puede dar lugar a la segregación de malos olores en nuestras axilas. La cebolla y el ajo forman parte de esos alimentos que pueden llegar a ser causantes del mal olor en las axilas.
  • La ropa debe ser una estrategia: Si padecemos de malos olores y de una transpiración muy sensible, es importante usar ropa floja, evitando el uso de prendas que ahoguen a nuestra piel y, por lo tanto, incentiven a la sudoración con más frecuencia. La ropa negra, famosamente conocida también por concentrar el calor, puede llegar a evitarse de nuestro repertorio, sobre todo si vamos a una zona con altas temperaturas.

Si no sabes cómo evitar el mal sudor en las axilas, no debes preocuparte, sin embargo, debemos atenderlo con las mejores herramientas a nuestro favor. Un diagnóstico del médico podría ser quizás el primer paso más asertivo para hacer frente a este padecimiento que complica la vida y relaciones de muchos. A partir de un buen diagnóstico, tendríamos presente la gravedad de nuestro padecimiento y,  a partir de este elemento, nos tendriamos las herramientas necesarias para hacer frente al mal olor en las axilas. Un desodorante medicado para el mal olor de las axilas puede terminar siendo nuestra solución, pero ello no lo sabremos hasta que hagamos frente a este tema tan importante.

Leave a Reply