Salud Integral
3 (60%) 2 votes

La salud es un elemento importante en la vida de todos los humanos y animales. Se trata de un conjunto de condiciones en las cuales nuestro organismo presentará la capacidad de cumplir con ciertas funciones de la manera más óptima  . De un modo más sencillo, la salud es una manera de reflejar las condiciones en las que se mantiene nuestro cuerpo al respecto de nuestro estilo de vida. Es por eso que a tocaremos la importancia de la salud integral, considerando los aspectos que la conforman como la alimentación, el ejercicio, las relaciones (Hablando de un tema psicológico como otro elemento de la salud), el ambiente y otros elementos importantes que intervienen en nuestra salud. Se trata de un complejo indispensable para nuestro progreso como personas.

¿Has escuchado hablar acerca de la salud integral? ¿Conoces las implicaciones de llevar una vida adecuada al respecto de tu salud integral? ¿Sabes cuán importante es la salud integral? ¿A qué llamamos salud integral? Aquí precisaremos todas estas preguntas respondiendo a todas y cada una de la manera más exhaustiva posible. Desarrollaremos puntos importantes que se involucran en este concepto tan valioso para lo que significa llevar un estilo de vida saludable y óptimo en muchas de nuestras instancias. Comenzamos.

Salud Integral desde casa

Salud Integral

¿Qué es la salud integral?

La salud integral, como bien su nombre lo indica, constituye estados del tipo físico, mentales y sociales que explican la manera en la cual una persona puede llegar a sentirse al respecto de sí misma. La salud integral es un concepto que integra, no solo el estado físico o biológico del organismo, sino también elementos de índole psicológica y social.

De esta manera, la salud integral nos habla sobre elementos importantes que trascienden temas como enfermedades o infecciones, sino que viene involucrando también aspectos como el bienestar psicológico, la autoestima, estados anímicos y espiritualidad. Para alcanzar la salud integral es preciso mantener un estilo de vida balanceado sobre todas estas dimensiones, logrando garantizarnos el nivel más alto posible de ésta. La vida y la salud integral se presentan como dos elementos estrechamente entrelazados, y por lo tanto, necesarios de atender.

Es preciso, si bien no podemos saberlo todo sobre la salud integral, dominar gran parte de los elementos que vienen formando parte de esta instancia tan importante en el quehacer de las personas. De esta manera, la definición de salud integral puede, inclusive, constituir diferentes actividades en la vida de una persona. Prueba de esto puede estar involucrado en las diferentes tareas que cada persona realiza en su vida, las cuales suelen ser muy gratificantes para ésta.

En ese sentido, la salud integral de una persona puede depender, en gran parte, de la oportunidad y disponibilidad de ésta de haber tocado su instrumento musical; de haber pasado tiempo con su familia; de inclusive, leer un libro. Esto, debido a que la salud integral viene formada por aspectos prácticos que, de una forma u otra, repercuten de manera positiva en la vida de la persona. Estos aspectos corresponden su área social y mental, lugar en el cual se sitúan todas las prácticas que le permiten relacionarse y sentirse bien consigo mismo.

Como podemos observar, es una manera de integrar muchos puntos en nuestra vida, por lo tanto, el ambiente y la salud integral deben sostener una relación importante para que ésta última funcione de la manera más efectiva posible. Con todo esto, ¿Cuál es la importancia de la salud integral? Revisemos algunos puntos importantes al respecto de esta pregunta.

Importancia de la salud integral

La salud integral nos habla, no solo de nuestro estado físico, sino también de nuestro estado mental, emocional e inclusive relacional. Por lo tanto, su importancia se presenta en altos niveles en lo que respecta a la calidad de vida de la persona misma. Esto, debido que la salud integral define, entre tantas cosas,  qué tan satisfecha se encuentra una persona al respecto de su vida. Es una manera de sintetizar el bienestar y la salud en un mismo concepto, incorporando así diversos elementos en lo que se refiere al estado de una persona en relación a sus capacidades, habilidades, percepciones, autoestima y sentir. Así, podemos hablar de varios de estos componentes desde diferentes definiciones de los tipos de salud integral:

Salud física integral

Se trata del estado en el cual nuestro organismo se encuentre al respecto de nuestro estado físico. Aquí destaca, no solo el estado de salud propiamente dicho de nuestro organismo, sino también aquellos puntos prácticos que nos permiten desarrollar nuestro estado físico más allá de la posibilidad de mantenerlo sano. En palabras más simples, la salud integral física depende, no solo del cuidado y curación de nuestro cuerpo, sino también del desarrollo que le proporcionemos a través de actividades que permitan potenciar nuestras capacidades físicas.

Salud integral personal

Involucra mayormente aspectos psicológicos y mentales. Aquí nos referimos a la salud que, como individuos pensantes, debemos procurar hasta ciertos niveles. En ese sentido, la salud integral personal comprende todos aquellos aspectos de nuestra identidad como persona que deben ser procurados así sea en el nivel más mínimo. El complimiento de metas, la realización de tareas y otros elementos de este tipo son los que juegan aquí un papel fundamental.

Salud integral mental y social

Las relaciones son el punto clave en este tipo de salud. Se trata pues, de la manera en la cual logramos establecer distintos tipos de relaciones a partir de las dinámicas que encontramos a diario en nuestro quehacer. En definitiva, una vida repleta de relaciones sanas y exitosas repercutirá en el estado de salud de la persona en lo que se refiere a su auto-concepto y confianza. Así, lo mental juega también un papel clave en este punto, puesto que este elemento nos permitirá relacionarse de una manera lógica y asertiva con los demás.

Salud integral emocional

Viene dada por la manera en la cual nuestras percepciones de la vida, dadas por los eventos de la misma, repercuten sobre nuestras actitudes hacia nuestro alrededor. La salud integral emocional se concentra en la manera en la cual nuestras emociones se presentan como un recurso y no como un impedimento para responder de la manera más asertiva posible ante una determinada situación.

La salud integral mental, física y social constituye pues, el pilar de este concepto práctico, el cual se verá implicado en diferentes factores de estas tres índoles, los cuales, estando en niveles óptimos, podrán reflejar en nosotros un estado de armonía con nuestra vida.

Estos son algunos de los elementos de la salud integral que nos interesa saber para establecer un orden de prioridades al momento de planificar nuestro tiempo. ¿Consideras estos elementos al momento de elaborar tus planes? Sin duda alguna, es necesario precisarlos en nuestros objetivos, dado que juegan un papel determinante en nuestro estado, no solo de salud física, sino también nuestro estado de salud integral.

No es una tarea fácil. De hecho, una vez que las personas llegan a la conclusión de que la salud integral representa un aspecto importante en sus vidas, el cómo tener una buena salud integral o saber qué afecta nuestra salud integral puede ser de gran interés. Por eso, ilustramos algunas respuestas a estas dos preguntas dando a saber el:

Salud Integral y Alimentacion

Todo sobre salud integral

¿Cómo cuidar nuestra salud integral?

Cuidar lo físico

Viene resultando uno de los principales aspectos de este concepto. Evitar las drogas, las malas prácticas, la exposición a ambientes tóxicos, enfermedades. En fin, mantener nuestro cuerpo fuera de peligros en la mayor medida posible, se trata de poner en práctica la prevención, los cuidados y el asesoramiento ante diferentes complicaciones de esta índole.

Invertir en lo espiritual

Esto aplica tanto para las personas que consideran que gran parte de su vida puede estar definida por las energías de esta índole y las que no. En otras palabras, es importante encontrar un punto de encuentro con nuestras energías, con nuestras vibras, manteniéndonos en armonía con nosotros mismos. Este aspecto es uno de los más interesantes, puesto que cada persona deberá encontrar su punto de armonía consigo mismo en lo espiritual.

Construir lo emocional

Otro punto a tomar en cuenta es lo emocional. Las emociones son un conjunto de sensaciones y estados de conducta que nos permiten adaptarnos a diferentes situaciones presentes en nuestra vida. Es importante mantenernos estables emocionalmente, permitiéndonos la posibilidad de responder efectivamente ante diferentes situaciones, y por lo tanto, siendo exitosos en nuestras tareas.

Lo mental también se involucra

Como último pero no menos importante, lo mental también se convierte en otro de los aspectos a considerar. La salud mental permite a los individuos razonar de la manera más lógica y moral posible, es decir, bajo principios lógicos que, acompañados de un juicio moral pertinente, le permitirán tomar las decisiones correctas en el momento indicado, haciéndose de recursos útiles para lidiar con diferentes escenarios en su vida.

El concepto de salud integral toma forma así, de una manera muy abstracta. La razón se debe a que esta clase de consideraciones deberán realizarse desde la óptica de cada persona, haciendo de la búsqueda de qué entiendes por salud integral algo personal, algo propio y único detrás de la experiencia de cada persona. Y en efecto, puesto que, por ejemplo, la concepción y los mecanismos que algunas personas utilicen para acceder a lo espiritual pueden llegar a ser muy diferentes a las de otras, por lo tanto, los elementos de la salud integral dependerán, en gran medida, de la vivencia personal de cada uno de nosotros.

A partir de esta premisa, puede ser más complicado para algunas personas en comparación con otras, sin embargo, no es una tarea imposible. Es más bien una tarea que nos corresponde a todos los que deseamos vivir de forma plena y segura.

¿Qué aspectos influyen en la salud integral?

Existen varios aspectos que pueden influir de diferentes maneras en nuestra salud integral. Curiosamente, éstos pueden esquematizarse de la siguiente manera:

Nuestro estilo de vida

Sin duda alguna, nuestra salud integral vendrá definida, en gran medida, por nuestros hábitos y costumbres. Esto involucra aquellos sitios en los cuales frecuentemos, nuestros hábitos alimenticios, físicos, sociales y otros más a tomar en cuenta.

El ejercicio

¿Realizas ejercicio con frecuencia? Ciertamente, el ejercicio definirá varias dimensiones importantes en nuestra personalidad. No solo se trata de contar con una buena condición física, puesto que existen implicaciones, repercusiones del tipo psicológicas que pueden influir en nuestra salud integral. Un cuerpo sano se traduce en mayores niveles de autoestima, en un mejor auto-concepto, en una percepción mucho más atractiva de nosotros, y por lo tanto, en una actitud más positiva al respecto de nuestras capacidades.

La alimentación

De la mano con el ejercicio, otro de los componentes de la salud integral vendrás conformados por la manera en que nos alimentemos. En ese sentido, intervienen aquí las dietas balanceadas, la omisión de comida chatarra, de bebidas alcohólicas o de cualquier alimento que pueda significar complicación para nuestra salud propiamente dicha. Es uno de los factores de la salud integral más importantes.

El ambiente

Puede bien tratarse de nuestro hogar, de nuestro trabajo, lugar de estudio o inclusive todos al mismo tiempo. Es importante hacernos de un ambiente agradable, repleto de la mayor cantidad de relaciones provechosas posibles. Se trata de hacernos de lugares en los cuales sea posible desarrollar nuestro potencial, sentirnos a gusto y en plena armonía con todo lo que nos rodea. Juega un papel determinante, puesto que el ambiente nos llevará a mejores niveles de rendimiento en la medida en la que éste nos propicie a ello.

La calidad de nuestras relaciones

A partir del ambiente, es necesario hacernos de las relaciones más sanas posibles, permitiéndonos establecer las mejores dinámicas con otra clase de personas. Debemos, pues, procurar relaciones que sean recíprocas, que cuenten con un ganar-ganar, relaciones que nos permiten crecer como personas y que fomenten los mejores valores.

Ejemplos de salud integral

La salud integral es una instancia que debe preservarse en todo momento. A partir de esto, se supone que, en todo momento, contaremos con un estilo de vida que refleje la manera en la cual nos garantizamos una salud integral de lo más óptima. Algunos de estos hábitos presentes en nuestro estilo de vida pueden ejemplificarse de la siguiente manera:

Fluidez y elasticidad:

No solo a nivel físico, sino también a nivel personal. Una persona con salud integral será, en definitiva, alguien capaz de atender un sinfín de situaciones de la manera más fluida posible, demostrando aptitudes eficientes, con ganas de continuar y de mostrarse cada vez más capaz al respecto de cualquier tarea.

Salud como un hábito y no un esfuerzo:

Desde la salud integral, el cuidado de nuestro cuerpo supone un estilo de vida, una manera de atender el día a día y no una obligación. De esta manera, una persona con salud integral será alguien que atienda a dietas, ejercicios y hábitos saludables como parte de su rutina y no como algo atravesado en su rutina. Se trata de involucrarnos en la salud como un hábito y no como un esfuerzo.

Relaciones asertivas:

¿Has visto a esas personas que atraen relaciones? Definitivamente, es muy probable que estas personas lleven altos niveles de salud integral, debido a que uno de los puntos clave en esta instancia son las relaciones, por lo tanto, una persona que sea capaz de establecer las mejores relaciones con sus compañeros de trabajo, estudio, jefes, colegas y otros roles más, presentará, sin duda alguna, niveles significativos de salud integral.

Es una forma de llevar la vida a través de los mejores estándares posibles. Se trata de hacernos de todas las comodidades que estén a nuestro alcance con esta práctica tan nutritiva, sin embargo ¿Qué corresponde con la salud integral? ¿Qué es la salud integral y cuáles son sus características?

Características de la salud integral

Integra al ambiente en la salud del individuo:

Es uno de los elementos de la salud integral más importantes que existen. Así, las dinámicas que se tengan con lo externo determinarán también los niveles de salud de la persona. En ese sentido, los estudios de salud integral suelen ser abarcar campos alternos a la medicina propiamente dicha para hablar al respecto del estado del individuo. Uno de estos campos alternos puede ser la psicología, una disciplina que bien puede explicar la calidad de las relaciones de un individuo, así como sus estados socio-afectivos, su asertividad y otros elementos implicados en el área mental, social y emocional de una persona.

No deja a un lado lo biológico:

Es importante tener en cuenta que existen factores tanto biológicos como genéticos que son tomados en cuenta desde lo que significa la salud integral. Esto, debido a que la dinámica entre el ambiente y la persona jugarán un papel determinante sobre la genética del individuo. Un ejemplo de esto, pueden ser las características físicas que, estando implícitas en la persona, pueden llegar o no a ser desarrolladas a partir de la frecuencia con la cual esta persona realice ejercicios o practique un determinado deporte. De esta manera, la salud integral y sus elementos nos permiten acercarnos a varios puntos importantes, haciendo análisis exhaustivos sobre nuestro estilo de vida propiamente dicho.

Aspectos sociales en juego:

Como bien nos hemos dado cuenta, la salud integral toma en consideración elementos de índole social, como lo son las relaciones, la manera en la cual la persona se relaciones, se identifica a sí misma y a los demás. Esto, debido a que alguien con salud integral social y salud integral personal deben ser capaces de relacionarse con sus semejantes desde los mejores estándares de cualquier tipo de relación, bien sea de trabajo, de parejas o de familia.

Comprende un desarrollo complejo:

La salud integral rescata no solo un desarrollo óptimo desde lo biológico, sino también desde lo social, lo psicológico y lo emocional. En ese sentido, la salud integral es una manera de fomentar nuestro desarrollo desde diferentes ópticas, permitiéndonos crecer desde diferentes bases como individuos.

Desarrollo integral de la salud

Hemos visto que lo que define la salud integral, puesto que ésta parte de diversos elementos a partir de los cuales una persona podrá constatar si verdaderamente cuenta con los niveles necesarios para hablar de una vida saludable. En ese sentido, el desarrollo integral de la salud se presenta como una acción importante en nuestra vida y en la de quienes nos rodean, puesto que, como hemos observado, lo preciso no es hacer que nuestro organismo se sienta bien, al menos no lo único. Se trata de ofrecernos, a través de nuestros hábitos de vida, la calidad de vida y el bienestar suficiente como para sentirnos a gusto con todo lo que somos hoy por hoy.

Una vida repleta de ejercicios, abundante en relaciones exitosas, en espiritualidad y en emociones saludables es, sin mucho que cuestionar, una manera sana de desarrollarnos a lo largo de nuestro existir y coexistir. Se trata de hacer de nuestro habitad el mejor ambiente que jamás hayamos conocido, el cual además pasaremos a mantener en las mejores condiciones posibles.

Salud integral del ser humano

La salud integral de los seres vivos resulta muy importante, sin embargo, parece ser que el ser humano se lleva el primero puesto en el concurso de la salud integral más compleja de conseguir. ¿Y cómo no? A pesar de lo sencillo que se lee, no es para nada sencillo contar con una vida saludable, y mucho menos con una vida hecha de salud integral, sin embargo, no deja de ser cierto que vale la pena contar con este maravilloso elemento, y es que la salud integral del ser humano es un mecanismo que le permitirá comportarse de la manera más plena en su hogar, trabajo o universidad.

La salud integral se convierte en un punto clave para el éxito, para el día a día, para el hoy y para el futuro ¿Has alcanzado la salud integral? ¿Has procurado todos y cada uno de los elementos que la constituyen en los ámbitos de tu vida? Este es el mejor momento para hacer de nuestra vida una abundante en salud integral.

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin